• Melanie Beard

Íntimo Paraíso: Banyan Tree Mayakoba



Al despertar abro la puerta de mi espectacular villa y suavemente desciendo a mi alberca privada, dejando escapar un suspiro. Frente a mi se extiende un mar de un millón de colores, resplandeciente bajo el caluroso sol del Caribe. La belleza natural de la Riviera Maya se mezcal a la perfección con el lujo y la sofisticación del paraíso donde me encuentro: Banyan Tree Mayakoba.


Las nuevas villas en la playa del resort son joyas arquitectónicas que lucen un diseño único, surreal en su hermosura, que nos recuerda a cada instante que estamos en un espacio mágico y memorable. A unos pasos del nuevo beachclub Sands, estas imponentes villas son paraísos personales e íntimos que nos sumergen en mundos de placer y exclusividad total.



Un caprichoso ecosistema, delicados detalles y vasta sabiduría hotelera, Banyan Tree Mayakoba es un santuario para los sentidos, un espacio de magia que es el resultado de la mezcla del lujo oriental de la cadena hotelera con la belleza natural de este destino mexicano.


En Sands me dejé llevar por la exquisitez de la cocina del chef Alfonso de la Dehesa, quien me deleitó en deliciosos platillos y en su carismática compañía. Con el crujir de las olas como música de fondo y los pies en la arena, me dejé transportar a través de los sentidos a reinos de hedonismo puro.



El talento culinario del Chef Ejecutivo Alfonso De La Dehesa crea una danza de sabores e innovación, platillos deliciosos que son a la vez atractivos y seductores. Su talento artístico queda plasmado en los diferentes estilos de los restaurantes del resort, cada delicado platillo creando una armonía de sabores, formas y colores.


Ubicado en la zona del complejo privado de Mayakoba, junto al centro de Playa del Carmen, el complejo Banyan Tree frente al mar nos sumerge en la belleza natural de las aguas de la Riviera Maya. Íntimo y seductor, este edén alberga un espacio de fantasía donde se une el exotismo del oriente y el renombrado servicio maya.