• Deby Beard

Hacienda Patrón


Jalisco tiene la bien merecida fama de ser una tierra hermosa, y como cantaba Jorge Negrete, de ser habitada por mujeres a las que Dios les dio como permiso de ser bonitas como flores. Pero sin dudas su mayor atractivo es Atotonilco, conocido como la Puerta de los Altos, refiriéndose a los Altos de Jalisco, una de las zonas más representativas de las tradiciones del país: la charrería y el tequila.

En este municipio tan bello como histórico, se ubica la espectacular Hacienda Patrón, donde se produce tequila en su expresión más artesanal. La naturaleza de Atotonilco, rica en verdor y belleza, conquistó al multimillonario estadounidense John Paul DeJoria, un gran aficionado del tequila quien desde hace treinta años tomó como misión personal el crear el mejor tequila del mundo, y todo apunta a que no está lejos de lograrlo.

La dedicación y el resguardo de los secretos del proceso artesanal de su tequila, han llevado a Patrón a crecer hasta llegar a ser una de las marcas más conocidas y respetadas de bebidas espirituosas en el mundo. Basta con decir que conquistó el mercado de Estados Unidos y se colocó entre los destilados de mayor prestigio y ventas más elevadas en ese país.

La enorme Hacienda cuenta con 40 hectáreas, doce destilerías y una Casona, y parte de la magia de su sabor radica en su meticulosa producción, siempre es en pequeñas cantidades y respetando sus altos estándares y el mismo compromiso con la calidad. Su tequila sabe a talento y paciencia, con notas de proceso artesanal y toques de la selección de los mejores ingredientes y la atención al detalle que se requiere para alcanzar la perfección en una botella.

El proceso de producción empieza con la cosecha a mano del agave Tequilana Weber variedad azul, con el que se elabora en su totalidad, hasta el proceso de destilación, el proceso de etiquetado individual, la numeración e inspección de cada botella, Patrón se distingue por ser meticuloso en cada detalle y por su producción de tan sólo 2.5 millones de cajas de tequila al año.

La variedad de sus tequilas conquistan a todos los gustos, y pueden tomarse solos o en cocteles. En su colección de tequilas sofisticados y más increíbles, están Gran Patrón Platinum es una de las bebidas de la marca que cuenta con triple destilación; y Gran Patrón Piedra, añejado durante tres años para obtener un sabor rico y balanceado, como su coqueto color caoba y su sabor con notas de vainilla y setas.

Bajo los atardeceres de Atotonilco, resplandecientes abejas de cobre son colgadas en el árbol de visitantes de la hacienda, donde se produce el orgullo de la bebida nacional en gran cantidad y reconocida calidad.

#Gastronomia #Mexico #Deby #Español #Destilados

Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon