• PresidentialSuite

Arte e Historia en San Cristobal de las Casas



San Cristóbal de las Casas es conocida por su arquitectura colonial bien conservada, tejidos coloridos y alegres calles peatonales, donde paso horas perdiéndome en ese charm único, inexplicable, que nos enamora a todos y sumerge en una cultura intrigante y fascinante. Caminando entre las pintorescas calles, visitando sus tradicionales mercados, iglesias y plazas, me dejo llevar por el estilo de vida Chiapaneco.


Reconocida como Pueblo Mágico, esta preciosa ciudad es el corazón del estado de Chiapas. La evocadora imagen colonial que ha conservado en su centro histórico al paso de los siglos nos transporta en el tiempo y nos hace participes de un ambiente y estilo de vida que no tiene igual en ningún lugar del mundo. Entre las montañas, bosques y los pueblos tradicionales de Chiapas, San Cristóbal de las Casas luce con los miles de colores de su antigua arquitectura y vibrantes tejidos.



El club de calidad Tesoros de México es una magnifica colección de hoteles mexicanos que representan el lujo de lo que es ‘hecho en México’. Espacios de herencia, de historia, de tradiciones, de diseño y de autenticidad, los hoteles que a través de su excelencia logran pertenecer a Tesoros de México representan verdaderas joyas de nuestro país.


Uvence Arte + Hotel es un complejo de servicios hoteleros y culturales inspirados en un concepto contemporáneo de arquitectura de diseño con raíces chiapanecas. Un espacio de lujo y de belleza estética, este singular hotel es nuestro portal a la romántica San Cristóbal de Las Casas.


Los edificios una vez formaron una hacienda con granja y un molino de trigo. Fueron construidos al estilo tradicional con adobe y piedra, con gruesas vigas de madera que sostienen todo y tejas de barro en los techos. La propiedad está enmarcada por montañas y el maridaje entre viejas y contemporáneas construcciones surgidas de la comunión de ideas conceptuales entre el equipo Uvence y el despacho de arquitectura contemporánea de Julio Amezcua. En este frondoso espacio se respira libertad, se disfruta excelente gastronomía, hay tiempo para el regocijo espiritual y se evoca constantemente la creación humana en las diversas disciplinas del arte antiguo y contemporáneo.