• Alexis Beard

Arte gastronómico en el corazón de la Toscana



Italia es una oda a la belleza. De norte a sur, este a oeste, este hermoso país, rico en historia, cultura y famoso por su gran hotelería y gastronomía, está repleto de destinos fascinantes que nos sumergen en su singular estilo de vida, haciéndonos partícipes en la ‘bella vita’ italiana.


Hoy en día, Forte dei Marmi es sinónimo de elegancia y sofisticación. Fue Michelangelo quien llamó la atención por primera vez a la zona a principios del siglo XVI, cuando Forte dei Marmi era principalmente un pequeño pueblo con un puerto que se utilizaba para enviar el mármol blanco de Carrara a destinos de todo el mundo.


Es aquí, entre la fina arena blanca de la costera y las sinuosas colinas de la toscana, que nos encontramos con un joya hotelera que forma parte de The Leading Hotels of the World – una maravillosa colección de hoteles de lujo independientes, únicos y poco comunes que nos sumergen en los destinos más mágicos del mundo. Se trata de Principe Forte dei Marmi, la base perfecta para explorar la belleza escénica del campo que rodea las ciudades más famosas de la Toscana. Desde aquí las ciudades históricas de Lucca, Florencia y Pisa están a solo un corto trayecto en coche y Forte dei Marmi, conocida como “la pequeña perla” yace a nuestros pies.


El Chef Valentino Cassanelli nació cerca de Modena, una tierra de gran tradición culinaria, y lleva en el alma, en la sangre una vibrante pasión por el arte gastronómico. Su hambre de conocimiento lo llevaron a Londres, donde trabajó en la reconocida y lujosa Locanda Locatelli y en NOBU, precursor de la cocina fusión. Cuando regresó a Italia, comenzó su experiencia en Cracco en Milán y cooperó con algunos de los mejores chefs del mundo. En febrero de 2012 llegó a Príncipe Forte dei Marmi, donde gracias a a su creatividad y su eclecticismo ha logrado ganar en 2017 el codiciado premio de una Estrella Michelin y reconfirmarlo en 2018.


La inspiración también proviene de su estrecha colaboración con Maître Sommelier Sokol Ndreko, con platos que a menudo comienzan con el perfil de sabor de vinos particulares. El resultado son menús delicadamente equilibrados y elegantes, que viajan felizmente de tierra a mar y ofrecen los mejores ingredientes de temporada.



Situado en la azotea del Hotel Principe Forte dei Marmi, en un paisaje impresionante atrapado entre las montañas y el mar, el restaurante Lux Lucis de 24 asientos está en una posición ideal para capturar la luz del atardecer, ofreciendo vistas panorámicas de los pinos piñoneros de la ciudad a los Alpes Apuanos en el al este y al oeste sobre el mar Tirreno.


Elegante, moderno y con un ambiente fascinante, Príncipe Forte Dei Marmi es un portal a las maravillas de la costa italiana. A poca distancia se encuentra la ciudad renacentista de Lucca, o Pietrasanta (“città d’arte”), con su encantador barrio de arte antiguo, que alberga exposiciones de arte al aire libre y galerías de bellas artes; Pisa, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y los fabulosos cinco pueblos costeros de Cinque Terre en Liguria.