• Melanie Beard

Atardeceres Mágicos en el Mar Rojo: Kempinski Aqaba




La impactante vista del bar panorámico 700 Lounge va tornándose diferentes tonos de rosa y rojo con el majestuoso atardecer que lentamente pinta el mar, las montañas y el cielo. Un momento mágico entre el día y la noche en este edén de lujo donde me encuentro, la puesta del sol desde el Kempinski Hotel Aqaba Red Sea quedará por siempre plasmada en mi memoria.

El nombre Kempinski lo lleva con orgullo una creciente colección de distinguidas propiedades en todo el mundo. El grupo hotelero de lujo más antiguo de Europa, desde 1897, han sido parte de la creación de la historia en todo el mundo. Desde edificios históricos hasta la arquitectura moderna más vanguardista, sus propiedades son el escenario de algunos de los mejores momentos de la vida.

Un espacio de relajación, sofisticación y a la vez exploración y descubrimiento, Kempinski Hotel Aqaba Red Sea combina el ambiente de un resort playero con la exotica atracción de los destinos mas espectaculares de Jordania. Combinando la calidez de la hospitalidad jordana con los más altos estándares de un resort europeo de lujo, Kempinski en Aqaba es un destino de estilo de vida situado en la playa de arena blanca de esta intrigante zona.


Este resort de 5 estrellas es un paraíso para los que somos exploradores y buscadores de placer en la costa del Mar Rojo. La fascinante arquitectura del hotel, que florece con la maravillosa iluminación de la fachada por la noche, ofrece vistas al Mar Rojo desde todos los rincones, y su ubicación estratégica desde las principales atracciones de Jordania, como Wadi Rum, Petra y el Mar Muerto, nos asegura una aventura memorable como ninguna otra.

En Jordania, Kempinski Red Sea es un portal de lujo a la historia de este increíble país. Con una larga lista de sitios que vale la pena visitar, Jordania es rica en una multitud de lugares para ver y cosas para hacer, como descubrir el maravilloso mundo submarino en los increíbles sitios de buceo de Aqaba. Kempinski nos lleva de la mano a sumergiremos en estas maravillas.

Un espacio donde la exclusividad une fuerzas con la belleza natural para enamorarnos perdidamente del destino, el hotel es un remanso de paz. Desde el increíble jacuzzi de mi suite panorámica me dejo seducir por la exquisitez del momento, la perfección del servicio y el alma autentica de Kempinski Hotel Aqaba Red Sea.