top of page
  • Deby Beard

Casa D’amico: Viaje Gastronómico a Italia



Transcendiendo los años, los kilómetros y toda barrera, el arte culinario nos trasporta a través de los sentidos a distintos rincones del mundo, nos causa emociones incomparables, nos emociona, nos cautiva, nos fascina.


La comida del restaurante D’Amico, tiene el poder de transportarnos a Italia, con una variedad exquisita platos regionales que conspiran para arrancarnos suspiros.


El gran Gran chef romano Walter D´Amico, es especialista en preparar los platillos clásicos de Italia con su mágico toque casero. Desde el 2007, año en que D’Amico abrió sus puertas en la ciudad de México, nos ha deslumbrado con sus recetas familiares y con su personalidad tan agradable, que nos hace pensar en lo bien que le queda su apellido, pues en italiano, D’Amico se traduce en ser amigo, en la amistad que surge en una buena compañía y en una mesa bien servida.



La historia inició cuando Walter emigró de Italia a México, país que adoptó como segundo hogar. Su talento como cocinero era bien conocido y apreciado entre sus amistades, pero fue su hijo Gianmarco quien lo impulsó a inaugurar el restaurante y a trabajar en él como chef. El aprendizaje de ambos en el ámbito restaurantero ha sido empírico, aprendiendo uno del otro, compartiendo los secretos que Walter aprendió durante su infancia mientras veía cocinar a su madre, los dos son grandes talentosos y de un corazón enorme, que más que ser dueños y anfitriones, son el alma de Casa D’amico - ubicado dentro de una una bella casa antigua de 1940.


Con diversos espacios que se prestan a aventurarnos por las creativas creaciones del chef y experiencias culinarias con maridajes únicos, Casa D’amico luce un estilo único, con alma inimitable y un agradable ambiente tangible en cada rincón. Un espacio de celebración, es el perfecto escenario para celebrar y deleitarnos con creaciones culinarias exquisitas.



Un manjar espectacular es la pizza del chef, terminada en mesa por el mismísimo Chef Walter D’Amico, elaborada con pomodoro fresco recién rostizado, queso burrata, prosciutto, albahaca y aceite de oliva. Los sabores del Mediterráneo se hacen presentes en los camarones a la plancha flameados en mesa con sambuca acompañados de un timbal de queso ricotta, chocolate y reducción de vinagre balsámico.


Entre sus platillos, encontramos opciones para todos los gustos, preparados con carne, pollo y pescado, también hay una gran variedad de pizzas, ensaladas, y por supuesto, pastas. Con tantas opciones, es difícil decidirse, hay Spaghetti Maria Pia preparado con camarón, portobello, prosciutto, crema y vino blanco; Carpaccio Di Manzo de filete de res con arugula y parmesano; Pomodoro e Basilico, que es sopa de tomate italiano con aceite de albahaca y crotón con queso de cabra; Spigola D’amico, que es pescado blanco al horno bañado con salsa de porcini y guarnición de risotto; Pizza Giardino, preparada con auténtico queso mozzarella, calabaza, champiñones, mix de pimientos y berenjena; y postres deliciosos como el Sfornata Di Mele, que es un hojaldre relleno de manzana, nuez, acompañado con helado de vainilla.





bottom of page