• Deby Beard

Con Sabor a Barcelona



En el corazón de Barcelona, en pleno Paseo de Gracia, se levanta un majestuoso edificio de estilo neoclásico francés que se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad Condal: Majestic Hotel & Spa Barcelona. Abierto en 1918, se trata de un auténtico símbolo de Barcelona que, tras concluir en 2013 un ambicioso proyecto de renovación, es hoy todo un referente de estilo elegante y atemporal, propio de los más prestigiosos hoteles internacionales.


Un auténtico símbolo de Barcelona que, tras concluir en 2013 un ambicioso proyecto de renovación, es hoy todo un referente de estilo elegante y atemporal, propio de los más prestigiosos hoteles internacionales. Durante sus cien años de vida, el Majestic, propiedad de la familia Soldevila-Casals, ha sido testigo de importantes eventos políticos, culturales e históricos que lo han dotado de una impronta y personalidad propias que se refleja en cada pequeño detalle de lujo y confort.


El prestigioso chef Nandu Jubany, poseedor de una Estrella Michelin, supervisa el equipo de restauración de los tres espacios gastronómicos del Majestic, para consolidar su posición como referente de la alta cocina en Barcelona. El chef catalán, que fue alumno de Juan Mari Arzak y Martín Berasategui entre otros, también es reconocido por su excelente labor a la hora de organizar banquetes para grandes y prestigiosos eventos.


El el sofisticado restaurante Toledo del Club de industriales tuvimos la oportunidad de disfrutar de los estos maravillosos sabores de Barcelona, traídos a la mesa por el talentoso chef David Romero del Majestic Hotel & Spa.


Una seductora experiencia, a través de los platillos fui transportada a través de los sentidos al hotel icónico de Barcelona, un emblema de España, de su historia, elegancia y alma. Durante la comida degustamos joyas culinarias del hotel, como el exquisito salmorejo de tomate con bogavante, el arroz del ‘senyoret’ de speia y marisco y la rica copita de chocolate con avellanas caramelizadas, vainilla y granizado de café. Exquisitamente elaborados en alianza con la chef Dorantes de Toledo, cada platillo me recordó la magia de Barcelona.


Una experiencia espectacular, esta maravillosa comida, con sus sabores únicos, despertó en nosotros un anhelo de visitar la mágica ciudad de Barcelona y majestuoso hotel Majestic Barcelona, miembro de The Leading Hotels of The World.