• Deby Beard

Deleites gastronómicos en Element 47



En el estado de Colorado en los Estados Unidos, el pintoresco destino de ski de Aspen pasó de ser ciudad minera a una ciudad fantasma, abandonada bajo la fina nieve de las montañas Rocky. Re-descubierta, se convirtió en el escondite favorito para las celebridades, donde máscaras de ski y una ambiente de exclusividad les permitió eludir a la prensa y a sus fans, refugiándolos y consintiéndolos.


Existen dos aspectos imperdibles del fascinante destino de Aspen: el de blancas laderas y el de blancos manteles. Con una reputación mundial por su oferta gastronómica, esta encantadora ciudad a las base de las imponentes montañas Rocky en Colorado es un paraíso invernal que nos sumerge en un mundo de arte culinario único.


Al caer la noche el bello hotel The Little Nell, ubicado a los pies de Aspen Mountain, se vuelve hogar a risas y música, cuando su excelente restaurante Element 47 atrae a los locales como a los viajeros por igual. El nombre del restaurante rinde homenaje a la plata – el elemento número 47 – que primero puso a Aspen en el mapa, como una importante ciudad minera.



Element 47 sirve cocina contemporánea de Colorado que enfatiza la carne wagyu local, pastas caseras y productos de temporada. La experiencia gastronómica se complementa con el galardonado programa de vinos del hotel y su genuina hospitalidad. Su equipo de profesionales de la gastronomía y del vino es una muy buena razón por la que este hermoso hotel ha disfrutado de la distictiva clasificación de cinco estrellas y cinco diamantes durante tanto tiempo. En 2015, element 47 recibió su primer premio Five-Star Restaurant Award, el único entre los restaurantes Aspen.


El programa de vinos de Little Nell tiene una reputación tan rica como su bodega. No solo han ganado el Gran Premio Wine Spectator desde 1997, sino que también han logrado la notable hazaña de graduar a 11 de los Master Sommeliers de América del Norte, la mayor cantidad de cualquier establecimiento en América del Norte. Esto significa que cuando cena en The Little Nell, tenemos la oportunidad de experimentar verdaderamente el arte del vino.

En este edén culinario tuve el placer de disfrutar de un tartar de wagyu con alliums, mermelada de yema de huevo macha, rábano picante fresco y patatas crujientes – un manjar exquisito. Me deleite también con un platillo de camarones y sémola con maíz, champiñones y tomate verde. La medalla de oro se la llevo el magnifico plato fuerte - un cordero deliciosos con zanahorias, puerro asado, za'atar y condimento de pimienta.


Acogedora, encantadora y repleta de historia, la ciudad de Aspen es una joya oculta bajo una suave cobija de nieve recién caída. A los pies de las montañas Rocky de Colorado, este singular destino es sinónimo de elegancia, placer, increíbles pistas de ski y hotelería de ensueño.