• Deby Beard

Domaines Schlumberger: en el corazón de Alsacia




Francia es un país rico en todo sentido, cada región está cargada de historia y de una identidad única que nos cautiva y nos sorprende. Alsacia, además de contar con preciosos paisajes y una gastronomía deliciosa, es una de las regiones más afortunadas por el contar con un clima y geografía ideales para la producción de excelentes vinos. Ahí se encuentra Domaines Schlumberger, una bodega gran renombre y que gracias a sus enormes terrenos, produce el 10% del total de Grand Crus de Alsacia.


Las tierras en las que se ubica la bodega fueron muy afamadas en tiempos de los romanos, hace más de 2 mil años. La actual generación de la familia, se encarga de cuidar los viñedos con pasión, no sólo por el amor al vino bien hecho, sino también como un homenaje a su historia y al nombre que les ha sido transmitido de una generación a otra.


Los viñedos se ubican en cordilleras con exposición al sol perfecta, y para reducir la erosión natural de los suelos arenosos, se dispuso que el sembrado de las vides se hiciera en terrazas, siguiendo un modelo establecido por los antiguos romanos conocido como Opus Incertum, en el que se usan rocas de diferentes formas y tamaños que encajan entre sí creando muros de gran resistencia.


Esta técnica de cultivo se complementa con los cuidados transmitidos desde tiempos ancestrales, logrando un desarrollo profundo del viñedo y de sus características. El legado del conocimiento ancestral se complementa con la aplicación de los métodos actuales de producción, logrando obtener vinos maravillosos que capturar lo mejor de las épocas pasadas y del presente y que son resguardados en sus cavas, donde hay barricas de roble centenarias de más de 120 años, que son genuinos monumentos a la historia del vino y que simbolizan la unión de las técnicas de producción.


En cada añada se busca obtener el mejor vino pero respetando siempre el ambiente, manteniendo la diversidad natural mediante el uso de controles naturales de las plagas, de forma que no se contaminen el suelo, el agua ni el aire, además de arar la tierra con caballos en lugar de usar maquinaria para no dañar la tierra, y mantener las plantas a un determinado tamaño.

Para la elaboración de sus Grand Cru, se utilizan uvas procedentes de viñedos de al menos 15 años de edad, pues a partir de esta edad es cuando se logra capturar el verdadero carácter del terroir, además de usar sólo uvas procedentes de sus viñedos para garantizar su calidad y pureza. Lograr tener viñedos de esta edad y calidad es resultado de la paciencia y del amor por los vinos y la naturaleza.

La clasificacióon de Grand Cru en Alsace fue establecida en 1983 por el Instituto Nacional de Denominaciones de Origen, o INAO por sus siglas en francés, bajo las mismas normas estrictas de calidad usadas en Bordeaux y Bungunduy, zonas famosas a nivel mundial y cuyas técnicas y estándares han sido ejemplo a seguir en otras regiones.


Sólo las uvas Riesling, Pinot Gris y Gewurztraminer son plantadas en las apelaciones de origen Grand Cru en Damaines Sachlumberger, en viñedos con características muy especiales de los que toman sus cualidades únicas. Con ellas, se crean grandes sus Grand Cru que solo se presentan en añadas especiales y que son Riesling Grand Cru Saering, Riesling Grand Cru Kessler, Riesling Grand Cru Kitterle, Pinot Gris Grand Cru Spiegel, Pinot Gris Grand Cru Kessler, Pinot Gris Grand Cru Kitterle, Gewurztraminer Grand Cru Kessler y Gewurztraminer Grand Cru Kitterle.




Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon