• Alexis Beard

Garum y el arte la de alta cocina



Decía Mark Twain que el secreto del éxito en la vida es comer lo que te gusta, y si compartimos esa comida especial en un ambiente vibrante en compañía de gente que queremos, tenemos la fórmula para una vida perfecta.


Vicente Torres es un fantástico chef español galardonado con una estrella Michelin en el restaurante valenciano La Sucursal, situado en el IVAM: Instituto Valenciano de Arte Moderno. Desde su llegada a México ha sido merecedor de diversos reconocimientos, como Mejor Chef Millesime 2011, Mejor Chef por Distinción Bohemia, Mejor Chef por la revista Dónde Ir y Chilango. También es la imagen de marcas Premium como Koblenz y Tangamanga.


Originario de Ibiza en España, el carismático chef Vicente Torres en su formación colaboró con iconos como Jacques Maximin, Martín Berasategui, Alain Senderens, entre otros. Merecedor de diversos reconocimientos como mejor chef Millesime 2011, mejor chef Donde ir 2012 y Premio distinción Bohemía 2012, es el Director Culinario en el Colegio Superior de Gastronomía y la imagen de Tangamanga y Koblenz.



Su restaurante en México, Garum, ubicado en Masaryk, ha sido seleccionado como uno de los mejores restaurantes del mundo por La Liste. La cocina de Garum se conoce como un santuario para los sentidos, donde cada platillo nos transporta por el mundo con sus sabores, aromas y texturas.


La palabra ‘garum’ es una salsa romana fermentada hecha a base de pescado con salmuera y especias. Las Islas Baleares era el mayor productor de Garum del imperio romano; islas de donde es originario el Chef.



El Royal de Foie es un espectacular platillo donde los sabores se mezclan en nuestro paladar para crear sensaciones sin igual. Un manjar espectacular es el filete Silver Sterling con tuétano al centro, acompañado con un milhojas de papa, una mermelada de hongos, más foie y un brioche que se derrite en la boca.


Una oda a la gastronomía donde cada día somos sorprendidos y seducidos por sabores atrevidos y nuevos, como la más reciente adición al menú: un exquisito short rib sellado en chorizo con un rico toque de mole mexicano. Cada platillo fue pensado, concebido y creado con una dedicación, atención y creatividad impactante que resulta en una exhortante complejidad y originalidad de sabores, aromas y texturas.