• Melanie Beard

Jugando Golf en un Mundo de Fantasía



Cuando tenemos la oportunidad de experimentar un castillo irlandés mágico, queremos aprovecharlo al máximo, queremos sentirnos exactamente cómo se sintió ser un huésped de tanta grandeza durante los últimos 600 años. Esto es precisamente lo que logra a la perfección Luttrellstown Castle, cuyas habitaciones combinan de manera experta todo el estilo, el esplendor y la sofisticación de la vida del castillo del siglo XV, con todo el confort, el lujo y los extras para satisfacer las expectativas modernas.

Mundialmente famoso, Luttrellstown se ofrece en alquiler de forma exclusiva. Un escenario elegante, discreto y lujoso para cualquier ocasión, desde bodas inolvidables, reuniones familiares íntimas y elegantes fiestas en el jardín hasta importantes reuniones de negocios y conferencias únicas, es aquí donde sucede la magia. Después de más de 600 años, esta joya arquitectónica, con su sabor auténticamente irlandés, sigue siendo fiel a lo que era cuando se construyó por primera vez: un lugar opulento para la hospitalidad y el entretenimiento, adaptado a los requisitos exactos de cada visitante.

El castillo actual es en gran parte una reconstrucción de finales del siglo XVIII en un estilo renacentista gótico romántico con fuertes elementos del renacimiento Tudor. El resultado es una magnífica obra arquitectónica a la vez hermosa e histórica en apariencia.


La joya de la corona de mi visita a este espacio de fantasía fue dejarme llevar por la belleza natural, el lujo y el esplendor de su campo de golf. Ubicado en 567 acres de exuberantes parques privados, el Luttrellstown Castle Resort Golf Course de campeonato es la escapada perfecta para unas horas de escapismo panorámico bajo el cielo azul de Irlanda, a pocos minutos pero a un universo de distancia del ajetreo y el bullicio de la fascinante ciudad de Dublin.

Imponentes y antiguos árboles dotan el camino entre arroyos y puentes de piedra que nos conducen por un campo infinitamente bello. Las vistas al castillo Luttrellstown deleitan mi mirada mientras juego, acentuando el sentimiento que tengo que me encuentro en un cuento de hadas.

Un espacio que pertenece a nuestros sueños, el campo de golf fue diseñado magistralmente hasta el último detalle por los célebres arquitectos de campos Donald Steel y Tom MacKenzie y tiene 7,347 yardas con contornos naturales de parques antiguos y obstáculos de agua. Desde el famoso río Liffey que pasa por el desgastado Templo Dórico y el cobertizo para botes, hasta la majestuosidad del imponente castillo irlandés del siglo XV escondido entre los árboles, es casi un desafío concentrarme en mi juego cuando estoy rodeada de un paisaje tan increíble.


El campo de golf en Luttrellstown Castle es mantenido con pasión por un equipo de expertos jardineros y jugadores profesionales. Juntos se encargan de una amplia gama de instalaciones de clase mundial que incluyen un campo de prácticas de 5 bahías para interiores y 25 para exteriores, un área de astillado, un extenso putting green y un Academy Course de 60 a 100 yardas de 3 hoyos.

Al final de los dieciocho hoyos, una casa club de última generación estilo cabaña alpina fue el escenario de una experiencia culinaria deliciosa. The Spike Bar, con magnificas vistas al campo de golf, seduce con su ambiente casual y excelente cocina con platillos regionales. Aquí disfruté del típico seafood chowder, elaborado con pan Guinness, y el clásico café irlandés con whisky.