• Alexis Beard

La Gastronomía de Nayara



Miembro de The Leading Hotels of the World – una increíble colección de los mejores hoteles del mundo – Nayara Tented Camp es un impresionante refugio de lujo donde cada instante es una oportunidad de vivir momentos de hedonismo puro y de dejarse llevar por la fascinante atmósfera de Costa Rica. Se ubica a los pies del impactante volcán Arenal, una zona que alberga varias aguas termales.


Un gran lugar para restablecerse y recargar energías, lejos de la civilización y cerca de la naturaleza, las suites fueron diseñadas por Luxury Frontiers, los arquitectos, famosos por su ‘alojamiento experiencial’, que crearon Puku Ridge Camp en Zambia y el Camp Sarika en Amangiri en Utah.


Nayara Tented Camp, y sus dos propiedades hermanas, Nayara Springs y Nayara Gardens, nos deleitan con experiencias gastronómicas únicas. El Chef Ejecutivo Quentin Maxine Villers crea interesantes platillos combinando las influencias de su crianza europea, su experiencia en Asia y Costa Rica. El chef Quentin estaba trabajando en el restaurante de su hermano en Bruselas, “Le Monde et Petit”, cuando el restaurante recibió su primera estrella Michelin. Sonriente y apasionado, el Chef Quentin nos lleva de la mano a descubrir sabores inesperados.


En el restaurante La Terraza del Arenal se sirve comida local e internacional a la carta. Con vistas incomparables del volcán desde nuestra mesa, disfrutamos de deliciosa comida gourmet y nuevos giros en los clásicos favoritos costarricenses. El chef ejecutivo Quentin Villers utiliza solo productos locales e ingredientes frescos, aquí obtienen su propio pescado y carne y traen cientos de botellas de vinos de todo el mundo.


El menú del restaurante Asia Luna incorpora sabores asiáticos y latinos, con rollos de sushi, platos de wok y especialidades de mariscos frescos. Aquí degusté diferentes makis que integran ingredientes locales, sumamente frescos y originales, en platillos creados con técnicas japonesas, como el Nayara Roll, hecho de plátanos dulces y pollo cocido, y el plato estrella del chef de pescado al vapor cocido en hojas de plátano.


El restaurante insignia del resort, Amor Loco nos enamora inicialmente a través de la vista: las coloridas paredes, alocada decoración inspirada en Marruecos y la India, moradas sillas, retratos y lámparas, crean un efecto óptico deslumbrante. Después el sentido del oído toma las riendas y nos dejamos llevar por las notas de la música en vivo, proviniendo del escenario estilo cabaret del restaurante. Ahora sí se convierten los protagonistas nuestros sentidos del gusto y del olfato.


Los cinco restaurantes que tienen en Nayara son distintos en apariencia, desde un íntimo bar de tapas hasta una animada terraza al aire libre, hasta una colorida “pulpería” que sirve una fusión de platos asiáticos y peruanos. Los chefs aplican técnicas de alta cocina a los ingredientes locales y productos de temporada para deleitarnos con un menú de sabores sofisticados y deliciosos.