• Alexis Beard

Las delicias de Zibu San Miguel de Allende




El Chef Eduardo Palazuelos fusiona estás dos increíbles culturas a través de sus creaciones culinarias para dar vida a la cocina MexThai; mezclando lo dulce, picante, salado y amargo; deleitando mi paladar con una explosión de sabores en su famoso y reconocido restautante Zibu en Acapulco.


Zibu representa la isla donde llega la primera expedición de tierras mexicanas a Oriente, que logra finalmente el tornaviaje a Acapulco y con eso inicia la ruta comercial de la Nao de China. Acapulco era el punto de intercambio de tesoros entre Asia y México.


El Chef Eduardo Palazuelos fusiona estás dos increíbles culturas a través de sus creaciones culinarias para dar vida a la cocina MexThai; mezclando lo dulce, picante, salado y amargo; deleitando a los comensales con una explosión de sabores. Un perfecto ejemplo es el pescado fusión, filete de huachinango envuelto en hoja de plátano con salsa thai, germen de soya, cilantro y rabo de cebolla acompañado de arroz jazmín y verduras a la parrilla.



El espectacular restaurant Zibu ha sido una de las estrellas mas brillantes de la escena culinaria de Acapulco por muchos años. Ahora, me dejé llevar por la excelencia de Zibu en San Miguel de Allende, donde un juego de sabores, aromas y texturas me sedujo perdidamente.


Zibu rápidamente se ha convertido en un ícono de la excelencia culinaria de San Miguel de Allende, empapándonos de la cultura local y jugando con ingredientes y técnicas de todo el mundo. Un espacio de placer culinario, el restaurante nos sumerge en un ambiente sofisticado, divertido y placentero.


El Chef Giovanni Guerra, egresado de la facultad de gastronomía, con formación en Zibu de Acapulco, es ahora a sus escasos 28 años chef ejecutivo del Zibu Allende debido a su destacado desempeño y liderazgo. Tuve el placer de descubrir algunas de sus creaciones más exquisitas, como el carpaccio de alcachofa con finas láminas de corazón de alcachofa, aliñadas con una vinagreta de trufa blanca crujiente de tortilla y hongo portobello, manzana verde y láminas de parmesano.


También disfruté del exquisito Pulpo a las brazas, uno de los platillos imperdibles de Zibu, y la ‘Ola de Aguacate’, que consiste de un ceviche de atún aleta amarilla, manzana verde, sandía, envueltos en finas láminas de aguacate. Proseguimos con un rico Tai Rib Eye, el corte estrella de la casa en una marginación tailandesa.