• Deby Beard

Las delicias gastronómicas de Au Pied de Cochon



En París, un restaurante ubicado en les Halles abrió sus puertas en 1946 y hasta el día de hoy es uno de los más famosos y visitados: Au Pied de Cochon.


En México contamos con un pedacito de esta tradición dentro del bello hotel Intercontinental en Polanco.


Los platillos de Au Pied du Cochon capturan la esencia cultural francesa, con presentaciones tan bellas y delicadas como las propias decoraciones de las instalaciones, donde reinan las maderas finas y los coloridos ribetes de flores de los muros. Este es un lugar obligado para visitar en la ciudad, en cualquier día y en todo momento, ya que nunca cierra sus puertas.


En este edén culinario fui transportada a través de los sentidos y sumergida en mundos de hedonismo. Ostras, caracoles y una selección de vinos sin igual en la Ciudad de México… la experiencia gastronómica que se vive en el Au Pied de Cochon, una de las joyas del hermoso hotel InterContinental Polanco, es sublime.



Ganador del distintivo Best of Award of Excellence otorgado por la revista Wine Spectator, el hotel nos sorprende con su extensa selección de etiquetas de vino; en esta ocasión me dejé llevar por exquisitez de un Château la Pensée, Lalande de Pomerol.


Después de la experiencia culinaria, me dejé llevar por la belleza y el arte de la suite Diego Rivera del hotel, un espacio de lujo y sofisticación que nos hace participes de la magia de obras originales de Pedro Friedeberg. Ubicado en el corazón de una de las zonas más exclusivas y seguras de la Ciudad de México, InterContienental es reconocido por ser sede de Corporativos Internacionales, Sedes Diplomáticas, una amplia oferta de restaurantes, terrazas y espacios para experiencias únicas.


La elegancia de Au Pied de Cochon rememora a la capital parisina, nos transportan a las románticas calles impregnadas del aroma del buen vivir. Un espacio de belleza clásica, este es el edén para los llamados foodies, que buscan experiencias autenticas y originales que nos transportan y sumergen en la cultura de Francia.