• Alexis Beard

Lujo y gastronomía en Bogotá



Bogotá está vestida de rosa y huele a café recién hecho. Una ciudad que nos sumerge en lo más sofisticado de la sabrosa y carismática cultura de Colombia, este fascinante y gastronómico destino fue para el mí el escenario de momentos únicos, auténticos, imperdibles y memorables en el espectacular hotel Sofitel Bogotá Victoria Regia.


Un bellísimo hotel en el corazón de esta gran ciudad, el Sofitel Bogotá Victoria Regia es tan luminoso y fresco como el nenúfar colombiano que le dio su nombre.


Contemporáneos, cómodos y bien conectados, los elegantes alojamientos fueron diseñados por el renombrado arquitecto Miguel Soto y cuentan con toques de lujo de fabulosas marcas francesas, como Lavin o Hermes.


Desde obras de arte con estilo hasta un perfume personalizado, Sofitel Bogota nos seduce con su sinfín de encantos. Mi experiencia en este edén de lujo fue una cadena de momentos mágicos y vivencias originales que me hicieron partícipe en el alma de la ciudad. Me dejé seducir por la cálida sonrisa tan emblemática de los colombianos y el clásico saludo ‘bonjour’ de los hoteles Sofitel – la perfecta combinación de excelencia hotelera y charm latino.



Victoria Regia me dio una bienvenida de oro… champagne francés y oro colombiano jugaban dentro de mi copa al ingresar a este elegante edificio en una de las zonas más exclusivas y culinarias de Bogotá. En mi suite, recientemente renovada con decoración de ensueño, ya me esperaban unos precioso detalles de Madame Magnifique y exóticas frutas locales.


En el hotel Sofitel Victoria Regina, ubicado en el corazón de la zona gastronómica, disfrute una experiencia culinaria espectacular.

Aquí, me dejé llevar por los exquisitos aromas y sabores de la cocina de su restaurante Basilic Bistro Internacional y una exclusiva cata de Ron Zacapa.


Primero, el chef creó un menú de degustación inspirado en los sabores del mundo con toques colombianos, con exquisitos platillos como camarones a las brasas con coco, un fino carpaccio de res y un jugoso costillar de cerdo sobre pan baguette.


Por último, los sabores de menú maridaron exquisitamente con los elixires de ron. Un experto en ron nos llevó de la mano a descubrir las peculiaridades y excelencia del Ron Zacapa Ámbar elaborado con el sistema solera de 12 años, de 23 años y un espectacular X.O. con increíble sedosidad y suavidad en boca.