• Alexis Beard

Mundo de Fantasía en los Alpes Suizos




Imponente y único, Grindelwald, ubicado en la región de Bernese Overland, nos recibe con vistas impresionantes a las magnificas montañas suizas.


A nuestra llegada a Grindelwald, nos vemos transportados a un mundo de magia. Las imponentes montañas contrastan con la encantadora arquitectura de este bello pueblo, el cual nos envuelve en el corazón de Suiza.


Grindelwald se encuentra bajo la infame cara norte de la montaña Eiger, un monumental muro de roca que inspira e intimida. La cara norte fue conquistada por primera vez en 1938 y atrae a cientos de escaladores cada año.



Ubicado frente a este pueblo idílico, First es una cumbre en el Oberland bernés, donde nos esperan muchas aventuras. Conocido por el Cliff Walk y First Flyer y Glider, este lugar nos promete una descarga de adrenalina.


First Cliff Walk es una pasarela metálica estrecha que corre a lo largo del acantilado y ofrece vistas asombrosas del Eiger y el valle circundante. Desde aquí presenciamos pendientes rocosas, lagos a distancia y cascadas.



El First Flyer y el First Glider están hecho para entusiastas de la aventura. First Flyer trata de una tirolesa que tiene unos 800 metros de largo y puede alcanzar velocidades de hasta 85 km / h. La tirolesa se sostiene mediante un resorte al final. Para empezar, el First Glider se jala hacia atrás desde Schreckfeld hacia First a 72 km / h. Es en el camino de regreso cuando el águila realmente despega. Él y sus pasajeros recorren la ruta de vuelo de 800 metros de largo a una velocidad de hasta 83 km / h.


El turismo en el Oberland bernés creció rápidamente en el 1912. Se abrieron numerosos hoteles, así como ferrocarriles como el Berner Oberlandbahn en 1890, el Wengernalpbahn en 1892 y el Jungfraubahn en 1912.




En ese momento, el bello hotel Schweizerhof Romantik se amplió al agregar tres pisos, de modo que en 1912 se veía más o menos igual que hoy. Desde entonces, este majestuoso edificio ha sido uno de los principales hoteles de Grindelwald. En el espacioso jardín del hotel se construyó una pista de hielo para el beneficio de los huéspedes del hotel en invierno, y con la calle principal del pueblo lo suficientemente lejos, el folleto del hotel prometía un lugar tranquilo, libre de polvo y espacioso con sombra. Otro atractivo en esos días fue una innovación que cambio el mundo: la iluminación eléctrica.





Simplemente encantador: este bello hotel está construido en estilo chalet tradicional y diseñado con amorosa atención al detalle. Las románticas habitaciones ofrecen no solo un ambiente maravilloso, sino también todos los lujos. Las instalaciones de bienestar han sido renovadas y los menús de los tres restaurantes son especialmente destacados. El Schweizerhof es un hotel en el que podemos sentirnos como en casa y un punto de partida ideal para caminatas por el impresionante paisaje de montaña.


Un mundo de belleza sin igual, Grindelwald nos invita a perdernos en la inmensidad de los Alpes Suizos, y dejar pasar las horas en contemplación de paisajes únicos e inigualables.



Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon