• Alexis Beard

Salvaje, edén gastronómico



La alta gastronomía nos enreda y sumerge en un mundo de hedonismo y disfrute infinito, apoderándose de nuestros sentidos. La pasión por el arte culinario es transmitida por los grandes chefs a través de sus platillos, deslumbrándonos con sabores inesperados, perfectamente logrados, que nos transportan a diferentes rincones del mundo.


En el Valle de Guadalupe, la zona vinícola en el norte de México, nos encontramos con una experiencia gastronómica increíble: Salvaje. Un restaurante nuevo, el nombre de este nuevo edén rinde homenaje a su ubicación, en el agreste desierto de Baja California, bajo la sombra de escarpadas montañas.



Un espacio autentico y con alma, aquí tenemos la oportunidad de observar desde la fermentación en las barricas hasta cómo se hace el envasado, se trata de un loft sin ningún tipo de barrera que crea un concepto y una nueva experiencia dentro de la región. El ambiente visual fue diseñado por el arquitecto Mauricio Cohen, joven talento mexicano creador de espacios arquitectónicos que ahora incursiona en el sector de la gastronomía lanzando este gran espacio.


De la mano del chef Armando Vázquez, quien ha colaborado en varias cocinas, entre ellas, la del corporativo del chef Enrique Olvera durante varios años, y el chef Alex Bonilla, quien ha trabajado de la mano con Juan Arroyo el cerebro detrás de masterchef, podemos degustar una amplia propuesta culinaria elaborada con técnicas provenientes de toda la República Mexicana.


Ambos genios culinarios detrás del menú de Salvaje, han creado una experiencia basada en el perfecto maridaje con los vinos. “Es una experiencia para poder reconectar con ese sentimiento tan primitivo, de poder sentirte libre como antes de ser domesticado”, comenta Arie Marcovich, creador del concepto.


Aqui, me deje llevar por un sinfín de manjares espectaculares. Entre las deliciosas entradas que tuve el placer de probar destacó el pan de elote con mole negro oaxaqueño y plátano frito, un platillo único e inesperado. Me deje llevar por el manjar de setas fritas con puré trufado de coliflor, así las sabrosas almejas chocolatas con piña tatemada, y una exquisita coliflor rostizada con mole de cacahuate.


También disfruté de su celebre arroz con mariscos, el cual es servido sobre unas hojas de plátano, sin utilizar platos, sino directo en la mesa, y la icónica barbacoa de picaña.


Una experiencia completa de principio a fin es la que ofrece Salvaje, bello restaurante nuevo ubicado en el Valle de Guadalupe, Baja California, que conjuga diversas actividades en torno al vino y la gastronomía mexicana, invitándonos a degustar sabores espectaculares en presentaciones únicas, y a dejarnos llevar por la magia de su entorno.