top of page
  • Deby Beard

Suave Tequila, sabor a México



El tequila es un arte, una expresión del corazón y la cultura mexicana, la cual es creada con pasión, con dedicación y con talento. Una de las joyas de nuestro país, este elixir alcanza niveles de excelencia en la manos de las mentes brillantes que crearon Suave Tequila.


Su misión es producir el tequila orgánico y más naturalmente sofisticado del mercado actual a través de una combinación de métodos de cultivo sostenibles y prácticas de producción socialmente responsables.


Después de un mínimo de cinco años de crecimiento, los agaves absorben los minerales y nutrientes necesarios que le dan a la planta sus características especiales. En su producción se emplean agaves cuidadosamente seleccionados, que se eligen por su contenido de azúcar y por las condiciones de madurez idóneas, cada agave elegido es cosechado quitando las hojas y el tallo del agave para evitar sabores amargos, quedando solamente la piña o el corazón del agave, después de este proceso que se hace totalmente a mano.



Durante la fermentación de Suave Tequila no se utilizan aditivos ni levaduras importadas, sino que se logra con las esporas que se encuentran en el aire de forma natural. Al no tener aditivos y ser un proceso natural, la fermentación varía entre los meses de verano y los meses de invierno. Esto, por las diferencias de temperatura, por lo que hay que considerar los efectos de diversos aspectos.


Por su complejo sabor, riqueza en aromas y gran versatilidad, Suave Tequila se ha posicionado como uno de los tequilas premium más importantes, además de ser un gran representante de la dedicación, excelencia y legado de las tradiciones mexicanas, pues es un destilado que captura el carácter y la personalidad de su lugar de origen.


Con sus seis diferentes presentaciones, Suave Tequila nos ofrece un estilo para cada gusto: Blanco, con sabores cítricos y herbales; Lunar, con notas de vainas de vainilla dulce, suero de leche, caramelo salado y aroma de manzanas verdes; Reposado, con notas dulces de canela, pimienta negra y roble tostado; Añejo, con notas de canela, ligero amargor del chocolate negro y la dulzura de la vainilla; Joven, con los aromas de vainilla dulce, caramelo, nuez moscada y almendra integrados con el roble, la canela y la pimienta negra; y Extra Añejo VSB, cuyas 190 botellas pasaron por un envejecido durante 36 meses en barricas de roble americano, y que nos regalan un regusto de chocolate negro tostado fusionado con vainilla y granos tostados.





Comments


bottom of page