top of page
  • Melanie Beard

Sumérgete en la Naturaleza de los Alpes con Kempinski Hotel Berchtesgaden



Situado en los Alpes bávaros a una altitud de 1000 metros, con vistas panorámicas del valle de Berchtesgaden, Salzburger Land y el macizo de Watzmann, el maravilloso Kempinski Berchtesgaden existe en otro mundo, donde el tiempo se detiene y nos incita a ponernos en contacto con hermosa naturaleza que nos rodea…


Una estancia en el Kempinski Hotel Berchtesgaden promete libertad y tranquilidad ilimitadas. Los visitantes se sumergen inconscientemente en la atmósfera de los alrededores, porque la naturaleza y todas sus abundantes oportunidades de ocio se pueden encontrar justo fuera de las puertas del hotel: ciclistas de montaña, caminantes y escaladores tienen aquí las condiciones ideales e individuales para su deporte. El campo adyacente de 9 hoyos del Golf Club Berchtesgaden está considerado como uno de los más altos de Alemania.



En invierno, el hotel disfruta de acceso directo a la estación de esquí de Gutshof en el monte Eckerbichl. El aclamado museo Dokumentation Obersalzberg, que actualmente está siendo remodelado y ampliado, se encuentra a poca distancia del hotel. Los fanáticos de la cultura y las compras encontrarán lo que su corazón desea en Berchtesgaden o en la cercana Salzburgo, donde pueden aprender sobre las tradiciones y la cultura locales.


Una de las joyas más preciosas de Kempinski Hotel Berchtesgaden es su renombrado Spa: aceites naturales preciosos, hierbas alpinas cultivadas orgánicamente, sal local y agua fresca de montaña se utilizan aquí de acuerdo con las estaciones. Este se ha convertido en un ícono en Alemania, donde una puerta de vidrio conecta la alberca interna con la externa, sumergiéndonos en un paisaje de fantasía.



Dependiendo de nuestras necesidades personales, los tratamientos se seleccionan por su efecto calmante o estimulante para restaurar el equilibrio natural del cuerpo; los tratamientos de inspiración regional de masaje con piedras de sal, experiencia de naturaleza pura y ritual de hierbas alpinas se han desarrollado exclusivamente para el Kempinski The Spa en Berchtesgaden.


Otro tipo de hedonismo nos espera en el lobby bar. Los visitantes del corazón del hotel, el amplio vestíbulo, encontrarán un estilo alpino y un diseño claro combinado con toques hogareños. El muro de piedra natural de siete metros de altura hecho de piedra gneis de Stainz en Austria separa el gran vestíbulo del área del bar adyacente. Aquí los huéspedes pueden elegir entre más de 53 variedades de ginebra y 127 tipos diferentes de whisky.


Las ventanas panorámicas del piso al techo brindan excelentes vistas del campo circundante; el bosque, los prados y los picos de las montañas parecen lo suficientemente cerca como para tocarlos y crear una sensación única de espacio y libertad.



Comments


bottom of page