• Melanie Beard

Talento, Pasión e Historia: Duomo Ristorante



Si Italia es un país apasionado por su historia, sus productos y su cocina, Sicilia es aclamada, como le dirán los lugareños, como un "continente" con su propia historia. Fue aquí donde nació el chef Ciccio Sultano –su primera influencia culinaria– y a donde regresó para abrir su propio restaurante.


Construida sobre una amplia colina de piedra caliza entre dos valles profundos, Ragusa Ibla es parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En el corazón de la ciudad se encuentra el restaurante del celebrado chef Ciccio Sultano: Duomo.



Galardonado con dos estrellas Michelin, reconociendo la exquisita manera en la que sus originales y sectores platillos nos transportan a través de los sentidos y nos enamoran de la cultura local, Duomo encarna lo más autentico y sofisticado de la gastronomía Siciliana. La culminación de talento, pasión y entrega, el resultado es magia y un caleidoscopio de sabores.


Un verdadero artesano, la cocina del chef Ciccio es un retrato elegante y en continua evolución de Sicilia, haciendo referencia a las regiones y productos únicos de la isla y a la miríada de culturas invasoras que, a lo largo de la historia, han llegado a definirla.



Los cómodos interiores de Duomo son una serie de estancias interconectadas, inundadas de luz natural durante el día y basadas en un elegante palet con mesas bien espaciadas y tapizados de cuero en tonos cremas y azules medios.


El servicio es relajado, accesible y atento, creando un ambiente cálido y agradable, y el intrincado equilibrio de sus platos se celebra con una lista de vinos galardonada que se enorgullece de tener más del 50 por ciento de etiquetas sicilianas, que ayudan a enraizar sin problemas la cocina a la historia vinícola de la isla.



Una verdadera joya gastronómica, Duomo está basado en la herencia cultural de su creador, al cual le agregó el conocimiento que había adquirido en el extranjero.


El Duomo está situado en el Val di Noto, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en la ciudad de Ragusa, en la ladera sur, a dos minutos a pie de su famosa catedral barroca. Construida sobre una amplia colina de piedra caliza entre dos valles profundos, Ragusa es un destino mágico donde podemos vivir momentos inolvidables y gozar de una gastronomía sin igual.