top of page
  • Deby Beard

The David Citadel, Portal a Jerusalén



Jerusalén es una de las ciudades más antiguas y fascinantes del mundo. Una ciudad santa, centro de peregrinación y objeto de devoción, sus sinuosas calles, majestuosos templos a imponentes fortalezas nos transportan en el tiempo y vuelven participes en la rica historia de Israel.


Jerusalén de Oro, como se la conoce en hebreo, es un lugar fascinantemente único donde el primer siglo se codea con el siglo XXI, cada uno compitiendo por la legitimidad y el espacio, y donde los pintorescos barrios “antiguos” se acurrucan contra las resplandecientes oficinas. Es uno de esos lugares que hay que verlo para creerlo.



La mejor manera de conocer esta intrigante ciudad es desde el bello David Citadel Hotel, ubicado a pocos pasos la ciudad vieja. Originalmente diseñado por Moshe Safdie, ganador de la Medalla de Oro AIA, los espacios públicos bien planificados de David Citadel y las 385 habitaciones y suites lujosamente decoradas han recibido recientemente un lavado de cara por parte del renombrado diseñador italiano Piero Lissoni, quien introdujo la cálida atmósfera de Jerusalén a través de la iluminación natural, colores tradicionales y obras de arte pintadas por David Roberts en 1834.


El hotel de once pisos tiene forma de herradura, cuya superficie interior hace eco de los grandes teatros de ópera, con balcones de habitaciones y suites que dan a la Ciudad Vieja y la histórica Torre de David. Los lados atenuados de la forma de herradura descienden en ambos lados, lo que permite que cada suite tenga un jardín en la azotea y su legendaria alberca al aire libre tiene una vista panorámica sin igual en el destino.



En este país tan gastronómico, la buena comida es esencial. El chef ejecutivo en David Citadel no tiene un ingrediente secreto: tiene cientos, todos en exhibición gloriosa en el restaurante Seasons. Sus espléndidos bufetes de desayuno son un recorrido colorido de frutas locales, fragancias y tentaciones recién horneadas de todo Israel. Las muchas culturas que echaron raíces aquí, desde Europa del Este hasta Etiopía, están representadas con sus mejores galas gourmet en la legendaria cena del viernes, una fiesta del viejo y nuevo mundo.


Desde su creación en 1998, The David Citadel Hotel se ha convertido en el anfitrión oficial de estadistas, políticos y huéspedes del mas alto nivel. El ideal portal para explorar y enamorarnos de Jerusalén, esta joya hotelera seduce con su estilo único y ubicación inigualable.








Comments


bottom of page