• Deby Beard

En el corazón del Valle de Guadalupe




Bello, agreste y dramático, el Valle de Guadalupe en Baja California es la principal región vitivinícola de México y produce el 90 % de todo el vino que proviene de México. Con solo unas 20 millas cuadradas en total, las bodegas del Valle de Guadalupe se concentran en un área relativamente pequeña. El terruño del Valle de Guadalupe es rico y único, con un clima un poco más cálido y seco que las regiones vitivinícolas de California. Combinando con la niebla y la capa marina que sopla desde la costa cercana, las condiciones son ideales para los viñedos. Produciendo vinos desde que los españoles del siglo XVI trajeron las primeras vides aquí, el Valle realmente comenzó a tomarse a sí mismo en serio en la década de 1980.

Hoy en día, se ha convertido en un epicentro del norte de Baja para bodegas vinícolas boutique, restaurantes gourmet y hoteles elegantes, atrayendo viajeros de todo el mundo.

El Cielo Winery & Resort es un santuario en esta increíble región. Sus elegantes suites son realzadas por vistas panorámicas a las montañas. El bello hotel es una fusión de las tradiciones del Viejo Mundo y la nueva arquitectura refinada, todo moldeado por la naturaleza. Ubicado en 71 acres de ondulados viñedos de Baja California, El Cielo Winery & Resort es una innovadora y exclusiva experiencia vinícola en el corazón del Valle de Guadalupe.


El proyecto El Cielo comenzó en 2013 cuando Gustavo Ortega Joaquín y su esposa, Daly Negrón, decidieron hacer realidad su sueño de conformar en un viñedo un espacio ecoturístico integral, que incluyera bodega, restaurante, huerto orgánico y otros ambientes de alto estándar para satisfacer a los clientes más exigentes.

El Cielo tiene 95 hectáreas de viñedos donde se cultivan 15 variedades de uva diferentes. Son 35 hectáreas en la zona de Villas en el Valle de Guadalupe, 30 más en San Jacinto y 30 en Ojos Negros. El suelo húmedo y rico en arcilla se riega con agua de alta calidad y baja en sodio del propio pozo de la propiedad, el cual se complementa con huertas de frutas, verduras orgánicas, hierbas y flores, así como 700 olivos.

Para el proceso de crianza utilizan las mas refinadas barricas de roble francés, europeo y americano para obtener vinos más suaves, tersos y de mejor sabor. Las barricas permiten que sus vinos se almacenen durante un largo periodo de tiempo, manteniendo una calidad excepcional.

Sus vinos son joyas liquidas que nos deleitan con su variedad. La denominada Línea Constelaciones son vinos modernos con mezclas innovadoras. Son considerados vinos del Nuevo Mundo, que muestran la tipicidad de las uvas de las que se elaboran y en las que destacan expresiones aromáticas propias y equilibrio en boca.


La Línea G&G de Ginasommelier es un proyecto que nace de la visión de la Sommelier Gina Estrada y Gustavo Ortega quienes combinan su experiencia y amor por el vino mexicano para crear una nueva propuesta para deleitar los paladares más exigentes.

En el cielo nos encontramos sabores intrigantes en medio de los campos ondulantes del Valle de Guadalupe. Su restaurante LATITUD 32 es famoso por sus innovadores platillos fusión Baja-Yucatán. En Polaris nos deleitamos con cocina de vanguardia. Este elegante restaurante ofrece platos elaborados con ingredientes locales que resaltan la región, creando un estilo único, capaz de deleitar los paladares más exigentes.

Un edén culinario, vinicola y hotelero, El Cielo Winery & Resort nos invita a descubrir el corazón del Valle de Guadalupe. A solo dos horas de San Diego, el valle es una de las regiones vitivinícolas más inexploradas del mundo. Dotada de millas de colinas y tierras de cultivo, esta región es perfecta para los entusiastas de la gastronomía y el buen vivir.