• Alexis Beard

Kous Kous Del Valle, un viaje culinario




El terruño del Valle de Guadalupe, la región vinícola por excelencia, ubicada en el norte de Mexico, es rico y único, con un clima un poco mas cálido y seco que las regiones vitivinícolas de California. Combinando con la niebla y la capa marina que sopla desde la costa cercana, las condiciones son ideales para los viñedos.


En este bello destino, donde las mañanas comienzas envueltas en bruma y las noches nos reciben con un sinfín de estrellas, nos espera el bello y encantador restaurante Kous Kous.


Un portal a Marruecos en el Valle de Guadalupe, Kous Kous es la creación del aventurero Chef Moumen.


A Moumen se le ocurrió el concepto de Kous Kous mientras crecía en la hermosa ciudad de Marrakech, Marruecos. Siempre disfruto la gran variedad de tradiciones marroquíes: el aroma de los lentamente cocidos tagines, los colores de los murales y alfombras, así como las vistas y sonidos del mercado. Al mismo tiempo, anhelaba descubrir y aprender del occidente. Escuchaba música internacional, aprendía otros idiomas y gradualmente fui adquiriendo una manera de pensar que me ayudó a entender y acoger ambos mundos.



Moumen se mudó a los Estados Unidos en 1996 con un título de chef culinario, un título universitario en administración hotelera y experiencia en uno de los mejores resorts en su ciudad natal de Marrakech.


Desde San Diego tuvo la oportunidad de comenzar a descubrir la región de Baja y a enamorarse de ella. En 2021 decidío mudar su restaurante KousKous de San Diego al Valle de Guadalupe, seducido por los increíbles productos que pueden entregar los agricultores de Ensenada.


Kous Kous Del Valle es un restaurante mediterráneo que encarna el espíritu aventurero y viajero de Moumen, con sabores originales y exquisitos que combinan productos locales con técnicas y recetas marroquíes. Aquí tuve el placer de disfrutar de su compañía y de sus platillos estrella, como el cous cous clásico, shashouka con camarones de la Baja y una típica ensalada mediterránea con queso feta y aceitunas.



Además de todos los Tagines típicos de Marruecos, imperdibles, el restaurante sirve con orgullo una variedad de ensaladas, verduras y salsas orgánicas frescas, acompañadas de pita marroquí hecha a diario. Además de los vinos de Anatolia, ofrecen una buena variedad de cervezas de dos cervecerías locales: Aguamala y Wendlandt.


Las vistas desde el restaurante son impresionantes. Frente a nuestro ojos se expande el panorama espectacular del Valle de Guadalupe: montañas, viñedos y desiertos. En el bello Kous Kous, un restaurante que se vuelve parte del paisaje mismo, nos dejamos llevar por el canto de las águilas y la sutil mezcal de especias de sus deliciosos platillos.