• Alexis Beard

Salud y Hedonismo: Villa de Patos



Solo una tierra sana produce alimentos sanos. La comida orgánica es más segura, ya que esta técnica agrícola prohíbe el uso rutinario de plaguicidas y herbicidas que se da frecuentemente en combinaciones potencialmente peligrosas.


En Villa de Patos cuidan de la tierra y de quienes la trabajan para compartir con tu familia alimentos ecológicos, sanos y deliciosos, hechos con cariño en General Cepeda, Coahuila.


La prefecta unión de salud y hedonismo, los productos de Villa de Patos son la culminación de una incansable búsqueda por la perfección y la creación de algo único. Villa de Patos es una empresa familiar que se funda en 1980 con la misión de producir alimentos naturales que le hacen bien a la tierra, a la gente que la trabaja y a las familias que los consumen.


Hoy tienen tiendas en General Cepeda, Saltillo, Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México. En ellas nos encontramos con productos honestos, hechos con ingredientes naturales y orgánicos, que nos invitan a reconectar con el campo mexicano y que nos seducen con sus auténticos aromas y sabores.



En la Ciudad de México disfruto pasear por los pasillos de Villa de Patos y volverme participe de la rica magia de las joyas que me rodean. La gran variedad de productos en infinitamente seductora; desde la miel de maguey, el kefir de cabra, las nueces garapiñadas, hasta las frutas, verduras, los cortes de carne y las leches.


Algunos de sus productos cuentan con la certificación de orgánico por Ecocert;
siguen principios de agricultura y ganadería regenerativa, practicas que mejoran la materia orgánica del suelo, restauran su biodiversidad y ayudan en la captura de carbono.


Todos sus jugos, aguamieles, agua de coco y algunos lácteos se procesan en frío, en una máquina llamada HPP (Procesamiento en Alta Presión, por sus siglas en inglés). Esta cámara hiperbárica utiliza alta presión para eliminar impurezas, mientras mantiene intactos el sabor de los alimentos, así como valiosos nutrientes como vitaminas y enzimas que normalmente se perderían con el calor. El HPP además permite extender la vida de anaquel de los productos sin utilizar conservadores ni químicos.



Uno de sus productos más nuevos es el aceite de nuez orgánica. Es un aceite muy completo, con un buen balance de ácidos grasos, vitaminas y minerales. Es completamente orgánico y se prensa en frío, sin refinar.

El Aceite de Nuez contiene ácido linoléico, es rico en Omega 3 y Omega 6. Tiene una buena cantidad de grasas monostauradas, y es bajo en grasas saturadas. Es un aceite ligero con un delicado sabor a nuez. Nos gusta mucho para hacer hotcakes, salsas y aderezos. También es excelente en repostería, para hornear y para freír, ya que tiene un punto de humo de 470o F, más alto que el de otros aceites.


En contacto constante con la naturaleza, Villa de Patos nos consiente con un sinfín de delicias que nos nutren y sorprenden con sus sabores tan espectaculares.