• Melanie Beard

Historia de Amor Culinario: Le Manoir aux Quat’Saisons



Un sendero con aroma a lavanda abre el camino a un espectacular cuento de hadas culinario. Me dirijo de mi increíble suite en el lujoso hotel Belmond Le Manoir aux Quat’Saisons hacia el restaurante y me dejo llevar por la magia del momento. Cada instante ha sido meticulosamente planeado, cada platillo es el resultado de una historia de amor y cuidado que le ha otorgado al chef Raymond Blanc su merecida fama.

La visión de Raymond Blanc para Le Manoir aux Quat'Saisons siempre ha sido la de un estilo gastronómico de clase mundial y productos orgánicos excepcionales. Con una larga historia de excelencia, el restaurante ganó dos estrellas Michelin cuando abrió, hace 38 años, y las ha conservado todos los años desde entonces, la reputación como uno de los mejores restaurantes de Gran Bretaña ha convertido a este edén gastronómico en una visita obligada para los gourmets de todo el mundo.



Raymond Blanc es reconocido como uno de los mejores chefs del mundo. Completamente autodidacta, su influencia en la gastronomía ha sido tan grande que es el único chef que ha sido honrado con un OBE de Gran Bretaña y el equivalente a un título de caballero de Francia. Nacido en Francia 1949, su historia comienza una noche estrellada y fatídica. Pasando junto a un restaurante con estrella Michelin llamado Le Palais de la Bière vio, a través de la ventana, lo que consideró un ballet extraordinario: los camareros flameaban crêpes Suzette en un arco de luz, vestidos con hermosas chaquetas burdeos con charreteras brillantes. En ese segundo se decidió su vida, se dio cuenta que el quería crear momentos como ese, quería ayudar a las personas trayendo la belleza, el teatro y la celebración a la vida de las personas. Decidió ser chef.


Le Manoir es un lugar donde la gastronomía, los jardines y la cultura cobran vida en un entorno deslumbrante. Mi maravillosa experiencia aquí comenzó con unos deliciosos amouse bouche de albahaca, verduras de verano y un manjar de elote en diversas presentaciones y consistencias. El primer platillo fue un espectacular langostino escocés a la brasa, puerro tierno y miso, maridado con un Riesling Hohenrain 2018 de Rheingau, Alemania.


Continuamos con un una sopa de flor de calabacín, vieira y setas, jugando con los ingredientes de temporada de su jardín, acompañado con un vino Chassagne-Montrachet 2020 de Francia, elaborado por Domaine Fernand & Laurent Pillot, acentuando la acidez fresca del platillo.


Seguimos con un rodaballo de Cornualles con hojas de ostra, pepino y wasabi. Este manjar fuere maridado con un Grüner Veltliner Renner del 2020, elaborado en Kamptal, Austria. Después disfrutamos de pechuga de pato Creedy Carver con zarzamoras y manzanas del huerto, infinitamente sabroso, el cual acompañamos con el vino QS del 2018 de Castilla y León, de la casa vinícola española Quinta Sardonia.


Para terminar disfrutamos de dos postres: una rica terrina de manzana comprimida con caramelo y sorbete de manzana verde, y un excelente crumble de chocolate con frambuesa y remolacha. A la vez bebimos un delicado y aromático Dolc Mataro de Alta Alella, Catalonia, elaborado el año 2019.



Descrito como “un toque de genialidad imaginativa”, la visión de Raymond Blanc para Le Manoir aux Quat’Saisons siempre ha sido una de estilo gastronómico de clase mundial y productos orgánicos sobresalientes. Una experiencia sin igual en un ambiente inolvidable, sumergidos en el lujo de Belmond y la exquisitez de la cocina creativa de Raymond, cenar en Le Manoir aux Quat’Saisons es volverse partícipe de una obra de arte viviente, tangible e irresistible.