• Melanie Beard

Los Sabores de Asian en Paradisus



Instantáneamente transportándonos a un mundo de fantasía, donde el diseño y la arquitectura logran jugar con nuestros sentidos y hacernos participes de una magia seductora, el restaurante Lemon Fish tiene un ambiente inolvidable. Pequeños ríos que fluyen entre las piedras y construcciones de madera clara en el corazón del hotel Paradisus Cancún, hogar a esta joya culinaria única.


Lemon Fish ofrece una mezcla dual entre una experiencia gastronómica nikkey y un divertido bar con huellas japonesas, peruanas y con presencia de ingredientes y productos mexicanos donde disfruté de tendencias gastronómicas como los ramen, robatayakis y ceviches. Aquí podemos experimentar una fusión de deliciosos sabores, desde Hokaido, Chubu y Kansai, hasta Lima, Arequipa y Cusco con bases japonesas, matices peruanos y acentos mexicanos.



Saboreé la frescura y originalidad de esta cocina Nikkei al dejarme llevar por sus auténticos y sabrosos platillos, como ostras naka ochi con ponzu, bacalao negro con miso y espárragos Yaki, una exquisita selección de nigiris, tataki de tuna cola azul y mi favorito: Shabu Shabu de carne Wagyu Rib Eye con hongos enoki y bok choi, un manjar de sabores delicados pero expresivos, que me regresó a las sinuosas calles de Kyoto.


Una de las odas al arte culinario dentro del Hotel Paradisus, Lemon Fish es la culminación de la dedicación y talento del Fares Bouneb y una incansable búsqueda por crear espacios con alma que deleitan a nuestros sentidos.



Paradisus Cancún se encuentra en una ubicación idílica entre la Laguna Nichupté y el Mar Caribe; su magnífica arquitectura está inspirada en la cultura local con cinco grandes pirámides con techo de vidrio que lo convierten en uno de los edificios más emblemáticos del resort. El interior es igualmente impresionante: equilibrio perfecto entre la naturaleza, rica en plantas exuberantes y tradiciones locales.


Ubicado en reconocidas playas de arena blanca con el resplandeciente mar Caribe a nuestros pies, el hotel cuenta con el servicio todo incluido, que incluye alojamiento de lujo, diez restaurantes y un gimnasio de última generación. Lemon Fish es la más reciente adición a su extensa oferta culinaria, una oda a exóticos sabores y aromas.