• Deby Beard

Místico Davidoff




El humo de los puros tiene un encanto casi místico con el que rodea a quienes los fuman, de hecho, fumar puros es como un romance que siempre llena el corazón de gratas sensaciones. Ya decía Richarld Klein que “Un puro define al fumador, como el poema al poeta”, y es que el placer que brinda al saborearlos, la satisfacción de sostener el humo aromático, además de saberse el centro de las miradas de los curiosos, porque hay que admitirlo, fumar un puro siempre llama la atención.


Marcas de puros hay muchas, pero un buen puro se define desde su nombre, y por eso Davidoff es el líder en este sector del placer. Son muchos los elementos que influyen en la elección del puro, pero el primer paso para descubrir el más adecuado al gusto personal es probando, pues al igual que en los vinos, mientras más tipos se prueben será más fácil comparar sus características entre sí, y descubrir cuál es el ideal.


Entre las características de los puros están su tamaño, grosor, origen e intensidad. La línea Davidoff Winston Churchill, es un homenaje a los amantes de los puros, a través del nombre del Primer Ministro inglés,quien fuese uno de sus más grandes adoradores, por lo que estos puros son de gran tamaño.







En esta línea cada vitola tiene una deliciosa complejidad. Los maestros torcedoreshan logrado el reto de diseñar y combinar una serie de tabacos excepcionales, como el carácter de Sir Winston Churchill, mostrando una rica mezcla de buenas cualidades mediante la armonización de tabacos de Nicaragua, México, Ecuador y República Dominicana.

Las piezas de arte Davidoff son hechas de forma artesanal, y en su cautivante sabor influyen factores como la calidad del cultivo, el factor humano durante su producción, así como su conservación y añejamiento. Para disfrutar estos puros en todo su esplendor, es necesario conservar sus cualidades de humedad y frescura, desde el momento en que se empacan, cuando se escogen, hasta cuando llegan a nuestras manos y llega su momento de ser encendidos.


Así como algunos quesos con los que maridan tan bien, los puros también se añejan para que se intensifiquen sus sabores, tornándolos más refinados y complejos. Esto se logra al conservar a las hojas del tabaco a la temperatura y humedad exactas, por lo que el tiempo y la dedicación son claves para crear un puro perfecto.  

El proceso de elaboración de cada puro merece un destilado de igual calidad, que al unirse a las bocanadas de humo resulte en un momento sabroso y memorable. Los puros Davidoff son una delicia que se disfruta despacio, se paladea y envuelve los sentidos, obteniendo sensaciones e intensidades distintas a las que regalan cada uno por separado.




Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon