• Melanie Beard

Picos Nevados y Cielos Azules: La Magia de St. Moritz



La historia de St. Moritz como un lujoso destino de ski comenzó en 1864 cuando el hotelero Johannes Badrutt hizo una apuesta con unos de sus huéspedes británicos: les prometió que, además de los hermosos veranos, el invierno en St. Moritz era tan agradable que en los días claros se puede disfrutar del sol en la terraza sin usar una chaqueta. Apostó que si estaba equivocado iba a pagar sus gastos de viaje y alojamiento… El siguiente diciembre, el grupo de británicos cruzó el Paso Julier cubierto de pies a cabeza, pero a su llegada a St. Moritz se encontraron con cielos azules, un cálido sol y Badrutt, quien les esperaba para saludarlos sin una chaqueta y con las mangas enrolladas. Así nació el turismo de invierno de St. Moritz, un destino internacionalmente reconocido y aclamado.

Bradutt fue la mente brillante detrás de éxito del destino y del maravilloso hotel Kulm St. Moritz. Con su ubicación privilegiada a 1,856 metros sobre el nivel del mar, el Kulm Hotel ofrece las mejores vistas del lago St. Moritz. Este hotel histórico, situado en el corazón del pueblo alpino, nos sumerge en la incomparable atmósfera y en su tradicional hospitalidad que se remonta a más de 160 años.


Como el lugar de nacimiento de las vacaciones de invierno, el Kulm Hotel St. Moritz es reconocido mundialmente desde su creación en 1864. La primera luz eléctrica de Suiza se encendió aquí en 1879, y se abrieron los primeros Juegos Olímpicos de Invierno, realizados en 1928 en el parque Kulm.

Hoy en día, las modernas comodidades y el confort contemporáneo del hotel complementan con elegancia el espléndido interior de estilo Gründerzeit. Gracias a su fundador, el hotelero Johannes Badrutt, St. Moritz y el Hotel Kulm es uno los lugares más conocidos en los Alpes suizos desde el siglo XIX. En la década de 1890, varios invitados de invierno emprendedores estaban ansiosos por desarrollar nuevos deportes utilizando pistas de hielo, y así surgieron aquí el skibobbing, skeleton bobsled y la cresta. Pronto, las competiciones para todos estos deportes se llevaron a cabo en el vasto Parque.


Fiel a la tradición, el Kulm Hotel todavía hoy alberga el histórico St. Moritz Tobogganing Club y Cresta Club, y el hotel alberga el Olympia Bob Run St. Moritz-Celerina todos los años.

El ambiente es cosmopolita y el famoso sol de St. Moritz, que brilla un promedio de 322 días al año, es simplemente legendario. En Kulm Hotel St. Moritz realmente podemos dejar todo atrás y disfrutar descubriendo esta hermosa región alpina. A este paraíso se llega siguiendo el llamado de las montañas; aquí nos atrae la belleza natural y la luz única que son características de esta hermosa región.



Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon