• Alexis Beard

A la Parrilla, Odisea Culinaria




La avenida de la Refoma tiene un encanto único que ha seducido a diferentes generaciones desde hace siglos. En ella, encontramos antiguas casas del porfiriato, modernos edificios inteligentes, y al hotel Marquis Reforma Hotel & Spa, un destino de lujo, comodidad y servicios alucinantes.

Este majestuoso cinco estrellas tiene todo para brindarnos estancias cómodas, ya sean por negocios o por placer, para consentirnos con los sabores más sorprendentes en sus restaurantes, para mimar los sentidos en su spa, y para hacer de un evento una experiencia inolvidable. El hotel es miembro de The Leading Hotels of the World, una colección de hoteles de lujo auténtico y poco común, verdaderas joyas de la arquitectura y del servicio excepcional, y con su estilo tan particular, el Marquis representa la esencia de la ciudad.


La comida es una parte esencial de la experiencia Marquis Reforma Hotel & Spa. Mostrando platillos tradicionales mexicanos al igual que cocina internacional, preparada por reconocidos chefs, sus restaurantes y bar son de los mejores en la Ciudad de México.


El concepto de cocina que sirve A la parrilla fue diseñado por el talentoso Fares Bouneb, director de alimentos y bebidas del Hotel Marquis Reforma. Dentro del menú de la carta Robataki nos encontramos con platillos como pulpo con salsa encacahuatada y chiles secos, Rib Eye asado al grill con salsa de Hawái y Brocheta de hueva de lisa con salsa de mango y lemon grass – manjares exquisitos.


Un lugar lleno de vanguardia gastronómica, arquitectónica y con un novedoso diseño que transportará a una experiencia culinaria sin igual, A la Parilla ofrece una experiencia al paladar al al integrar distintas comidas como la japonesa con técnicas de Robatayaki, Mexicana, Frutos del mar y platillos tradicionales.



La cocina de A la Parrilla se caracteriza por un alto nivel tecnológico. Principalmente de un abatidor Irinox donde se cocinan las carnes y se mandan a micro-congelación, este equipo la congela en 10 minutos (por moléculas individuales), dando como resultado carnes más finas, magras y proteicas. Sólo tres cocinas en Ciudad de México tienen esta tecnología.


Una odisea culinaria, A la Parrilla nos invita a disfrutar creaciones únicas, uniendo los sabores de distintas gastronomías.