top of page
  • Melanie Beard

Con Sabor a Barcelona



Desde 1918 El Hotel Majestic Barcelona ha definido la excelencia hotelera de 5 estrellas en España. Un universo de experiencias elegantes y con tradición, este maravilloso hotel es un portal a lo más fascinante de Barcelona. Durante sus cien años de vida, el Majestic, propiedad de la familia Soldevila-Casals, ha sido testigo de importantes eventos políticos, culturales e históricos que lo han dotado de una impronta y personalidad propias que se refleja en cada pequeño detalle de lujo y confort.


Los sabores de esta joya hotelera llegaron a México durante una magistral cena a cuatro manos: Los talentosos chefs Billy Maldonado y David Romero unieron fuerzas para crear una experiencia sensorial única.



En un mundo gastronómico lleno de ideas y conceptos, los platillos de Fónico destacan y ofrecen algo único. El eje rector de su cocina está inspirado principalmente en la riqueza de México, sus tierras, sus mares y sus mercados; sobre todo en su amplia gama de sabores y las infinitas combinaciones que pueden hacerse con ellos. Con cenas especiales y chefs invitados en ocasiones únicas, el restaurante celebra fechas importantes con odas culinarias únicas.


Una expresión artística que resulta de la mezcla del arte culinario del Hotel Majestic Barcelona y el Restaurante Fónico, los sabores de México y España nos transportaron a través de los sentidos, enamorando a los comensales de los exquisitos artes del buen comer y buen beber.


Comenzó esta mágica velada con un chileatole de hoja de limón con callo de hacha, alcachofa y erizo del Chef Billy Maldonado, el cual maridamos con el excelente vino Amelia Chardonnay. Concha y Toro lanzó la marca Amelia en 1993; este Chardonnay distintivo y elegante expresa el carácter único del viñedo Quebrada Seca y fue el primer Chardonnay Ultra Premium de Chile.



Continuamos con un profiterol del Chef David Romero, con brandada de bacalao con crujiente vegetal, una expresión de los ingredientes y sabores tradicionales de Barcelona. El siguiente platillo lo elaboró Billy: una tosta de camarón y jengibre con ajonjolí, ajochile rojo y verdolaga, el cual maridamos con el delicado y sabroso Blend Blanco de La Santísima Trinidad. Los sabores de este hermoso viñedo en San Miguel de Allende lucen en todo su esplendor al expresar la riqueza de su terroir y los días soleados de uno de los destinos más bellos de México.


Disfrutamos de un Canelón a la Barcelonina con trufas negras y una Lobina rallada con mojo de hongos, polenta cítrica de chorizo ahumado y queso cotíja y aguaviento de hierba de limón. Maridamos estos manjares con Terrunyo Carmenere, enamorados de su color rojo violeta oscuro intenso. Este vino muestra todo el carácter del Carmenere puro con notas de arándanos y frutos del bosque, y toques de cedro y violeta; en boca es afrutado y sabroso.



Procedimos a gozar del cordero con menta, salvia y aire de leche de oveja del Chef David – una de las joyas más codiciadas de su reconocida cocina en Hotel Majestic Barcelona. Terminamos la velada con broche de oro: copita de chocolate con nueces caramelizadas, vainilla y granizado de café, y una esfera de oro con curado de fresas con pulque.


El espumoso Rosé de La Santísima Trinidad acompañó a la perfección estos exquisitos postres. Evocando los campos de lavanda que corren al paralelo de los viñedos de La Santísima Trinidad, el Rosé presenta un color rojizo vivaz, con tonos acerados, brilloso y limpio, y en boca tiene entrada amable y sucrosa, untuoso y con presencia de frutas rojas en el paladar y retrogusto.


Con las hermosas copas RIEDEL brillando bajo la tenue luz de Fónico y las palabras de los carismáticos Pascal Billard, Director General del Hotel Majestic Barcelona, y Victor Torres, propietario de Fónico, esta espectacular noche fue una celebración de la excelencia culinaria de ambos creativos chefs y la magia que resulta de la unión de los sabores de Barcelona y la Ciudad de México.



Comments


bottom of page