• Melanie Beard

Con Sabor a Mexico: Don Sanchez




Con productos locales extremadamente frescos que se encuentran en la península de Baja California, con un ambiente auténticamente mexicano, con un alma única y con música en vivo en la calurosa brisa de Los Cabos, no es de sorprender que Don Sanchez se ha convertido en un ícono del destino.


Celebrando la abundancia de la finca, el mar y el rancho, Don Sanchez es el resultado de las mente creativa del galardonado Chef Edgar Roman. Ofreciendo una experiencia culinaria extraordinaria, el menú de este exquisito restaurante es una interpretación de la cocina mexicana contemporánea desde el campo hasta la mesa.



La cocina a cuatro manos está elaborada con productos frescos locales de la zona. Con gran pasión por el arte, el Chef Edgar Roman está re-definiendo la cocina mexicana contemporánea.


Después de 20 años de contribuir, aprender y crecer dentro de la escena culinaria de Los Cabos, todavía tiene un ardiente deseo de crear una plataforma única donde puede explorar constantemente su pasión por la comida mexicana y las artes culinarias, el buen vino y la hospitalidad; un lugar donde los foodies podemos volver a lo básico de los ingredientes de alta calidad cultivados localmente, de la granja a la mesa, que ofrecían cocina tradicional mexicana, así como técnicas modernas y una visión de vanguardia para la cocina de Baja.



Aquí me dejé llevar por platillos auténticos, atrevidos y sabrosos. Gozando de la compañía del talentoso Chef Edgar Roman, degusté manjares como el ‘surf and turf’ taco con jaiba de concha suave y chicharrón de ribeye, los gnocchis mexicanos con huitlacoche y trufa y el delicioso risotto con camarones cocinados de tres diferentes maneras.


Maridamos este espectacular cena con una excelente selección de vinos de la enorme cava del restaurante, cuya variedad y fina selección es ideal para los que somos amantes de este elixir.


Una experiencia culinaria única y mágica, degustar las joyas gastronómicas de Don Sanchez al son de las talentosas voces de cantantes mexicanos, bajo el estrellado cielo de Los Cabos y con una dulce brisa calurosa en el aire – donde danzan las risas y el sonido de copas al brindar – es un must para los amantes de la alta cocina mexicana.