• Deby Beard

Glotones con Iniciativa


De los viajeros se dice que somos exploradores sedientos por satisfacer nuestra curiosidad, aventureros que buscamos conocer el mundo y ser parte de él, pero que también somos glotones con iniciativa y buen paladar, personas que estamos dispuestas a ir más lejos que el resto para maravillarnos con los sabores de la vida. Una de las mejores partes de los viajes es la comida, porque no se trata sólo de comer por reflejo, sino de hacerlo para descubrir la cultura, la historia y hasta para nutrirnos con la energía de sus ingredientes y del significado del platillo. La sensación de un buen platillo dura unos minutos en el cuerpo, pero su recuerdo nos acompaña por siempre, en especial cuando va asociado con las experiencias increíbles que vivimos en cada destino.

Los resorts de Grand Velas son destinos por sí mismos, que además de embellecer las playas en las que se encuentran nos transportan a mundos de placer con su deliciosa gastronomía. Bajo el calor de la Riviera Maya, lo que más se antoja es refrescarse en cualquiera de las albercas del hotel, en especial desde que el director culinario decidiera que siempre haya paletas de frutas tropicales y kebabs de fruta junto a la piscina. Tampoco es necesario retirarnos de la piscina para disfrutar de guacamole y ceviche frescos, además de una selección de seis tipos de pescados y mariscos y una selección de tomate, cebolla, cilantro y varios condimentos, e incluso frutas de temporada. Entre las opciones de guacamole están el Caprese, hecho con aguacate, tomate deshidratado, queso mozzarella, albahaca, queso parmesano y pesto; el Caribe, preparado con aguacate, piña, coco rallado, fresas, kiwi, menta, miel; y Poblano, llamado así por estar hecho con chile poblano, aguacate, cebolla blanca y elote.

Su oferta all inclusive está pensada en brindar la mejor gastronomía especializada a través de una fusión de ingredientes, especias y sabores que crean una experiencia culinaria excepcional en cada uno de sus restaurantes. En el Restaurante Frida, los tamales han ido evolucionando hasta convertirse en un verdadero placer gourmet, como el tamal de mejillón y frijol negro, tomates asados, chipotle y longaniza de Valladolid. Este es parte del secreto de Grand Velas: tomar ingredientes sencillos y convertirlos en manjares exquisitos. Cuando se saborea se hace con todos los sentidos, por eso, Gran Velas Riviera Maya es uno de los hoteles más exquisitos no sólo de la riviera sino a nivel internacional. Bajo sus interminables atenciones, nos dejamos besar la piel por el sol jugando golf en su campo de 18 hoyos, nos relajamos con la fragancia de sus jardines floridos, la vista se pierde en sus más de quinientos metros de playa blanca y mar azul turquesa. En el spa se refresca a los sentidos con sus tratamientos, que incluyen esencias aromáticas, flores, velas, masajes corporales y faciales. Las experiencias se integran con la misma gracia con que la arquitectura del hotel se integra con la selva maya, permitiendo disfrutar de la vegetación tropical en un ambiente de lujosa y exquisita comodidad.

#Hoteles #Gastronomia #Mexico #RivieraMaya #Luxury #Deby #Español

Presidential Suite Travel & Luxury Blog

Photography Blog 

  • Instagram Social Icon
  • Twitter Clean
  • White Facebook Icon